Azotea del Círculo de Bellas Artes

Sobre el magnífico edificio que se levantó en 1880 proyectado por Antonio Palacios, se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la Gran Vía y de casi toda la ciudad.

Desde la terraza, situada bajo el torreón que corona el edificio, vemos el mar urbano de los barrios del sur de la ciudad y el parque del Retiro hacia el este. En el lado opuesto, la diosa Minerva observa la sierra de Guadarrama y los rascacielos de la zona norte.
Excelentes vistas de casi 360º a las que se accede por un ascensor previo pago de 2 euros.

La cafetería de la planta baja del edificio es deslumbrante; merece una parada para comer o tomar un café. También dispone de una agradable terraza en la mismísima calle Alcalá, aunque algo cara.

La institución ofrece sobre todo exposiciones y actividades culturales de todo tipo. Entre sus socios cuenta con intelectuales y artistas de relieve. No en vano, fue promovida por un reducido grupo de artistas plásticos a finales del s. XIX  que la convirtieron en foco cultural de atención internacional. Por sus aulas transitaron Pablo Picasso o Ramón del Valle-Inclán y en sus salones se escuchó a Jacinto Benavente o a pensadores de la talla de Albert Einstein.

Se entra por la calle Marqués de Casa Riera, nº 2.

Tags:

One Response to “Azotea del Círculo de Bellas Artes”

  1. Piroska 23 marzo 23UTC 2011 at 0:04 #

    Uno de mis lugares favoritos para disfrutar del atardecer en Madrid…
    Muchos madrileños todavía no saben que se puede subir a la azotea del Círculo, donde además suele haber exposiciones de fotografía muy interesantes (por ejemplo PhotoEspaña).

Leave a Reply