Quinta de Los Molinos

La quinta de los Molinos es uno de los parques más grandes de la ciudad, y sin embargo, pasa casi desapercibido por tener pocos y dispersos accesos. Sobre una superficie de unas 25 hectáreas alberga gran variedad de flora mediterránea y se mantiene como una finca de grandes extensiones agrícolas.

La estrella del parque son los almendros, muy numerosos y espectaculares a finales de invierno, cuando florecen. También hay olivares, pinos, eucaliptos, un pequeño lago, fuentes que acompañan con su sonido tramos del paseo y un palacete recientemente rehabilitado. Aún permanece una pista de tenis de los años 20 y un invernadero en desuso.

Reina aquí un extraño silencio para tratarse de Madrid y nunca hay demasiada gente como en El Retiro u otros parques de similares dimensiones. Invita a aminorar el paso, parece que las personas que lo transitan no están de paso, sino que van expresamente. Es perfecto para un día de invierno soleado y deslumbrante entre febrero y marzo con los almendros en flor.

Está en la calle Alcalá, en las proximidades del Metro Suanzes, y tiene otro acceso por la calle Miami.

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply