Pequeño Cine Estudio

Mientras las salas de cine de toda la vida van cerrando poco a poco, este pequeño cine sobrevive  junto a la Glorieta de Quevedo (calle Magallanes, 1).

No es, desde luego, la sala mas cómoda ni la de tecnología más puntera, tampoco destaca por su limpieza,  pero nos permite volver a ver películas como en los viejos tiempos. Un lugar indispensable para los verdaderos amantes del cine. Proyectan clásicos de Hollywood, obras maestras, rarezas y ciclos de cortometrajes, todo en versión original.

La entrada no se encuentra a primera vista: escondida a un lado del edificio, no pasa de ser un portal rodeado por los jardines de un patio de manzana. A pesar de lo discreto de sus instalaciones, constituye un reducto donde disfrutar del séptimo arte en estado puro, sin palomitas ni artificios.

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply