Bodegas Rosell

Fundada en 1920, sus característicos azulejos en la fachada proceden de un negocio anterior de venta de vino a granel. Mantiene intacto, también en el interior, el ambiente decimonónico de sus orígenes. A pesar de lo austero de la decoración, sus diferentes salones invitan a la intimidad.

La carta de raciones es muy variada: deliciosos los pimientos rellenos, las croquetas y las distintas especialidades de bacalao.
La carta de vinos es amplísima y muy completa, además los precios son bastante aceptables, ni un pero del excelente servicio, vieja escuela y sorprendentemente rápido.

Cómo no, es difícil encontrar sitio a determinadas horas, aunque normalmente solo te hacen esperar unos minutos. En verano ponen una terraza en la calle, en General Lazy 14, detrás de la Estación de Atocha.

Tags:

One Response to “Bodegas Rosell”

  1. furi 14 marzo 14UTC 2011 at 3:41 #

    Muy buena opcion escojida….me gusta porque tiene un ambiente muy distendido e informal…me huele a de toda la vida!
    Genial para tomarse unos vinos, cañas, tapear o comer sentado.

Leave a Reply