Piscina Stella

Heredera de las piscinas públicas que se construyeron en Madrid durante la II República, fue inaugurada en 1947 por Manuel Pérez-Vizcaíno Stella. El arquitecto se inspiró en el puerto de San Sebastián, que sigue las directrices del racionalismo de los años 30 y está considerado uno de los principales ejemplos del racionalismo madrileño.

Durante años fue un oasis de modernidad, era muy del gusto de los americanos que residían en Ciudad Lineal o en La Moraleja. En ella se daban bailes por la tarde, más bulliciosos, y por la noche, más selectos, dónde se pudo ver a personajes como Xavier Cugat, Antonio Machín o Paloma Picasso. Tiene un bonito trampolín de 2 alturas que hizo furor entre los primeros ye-yés.  Siempre a la vanguardia de la modernidad, aquí llegó el top less en los setenta y a partir de los 80 tuvo un área para practicar nudismo. También aparece en varias películas de los  años 50 como “Hombre acosado” donde se ve uno de sus famosos guateques  o “091 Policía al habla”.

Hoy día está cerrada y en alquiler, aunque por suerte está protegida y no hay muchas posibilidades de que sufra modificaciones en su estructura. Se puede ver desde la M-30, donde aparece como un barco varado junto a la autopista, o desde el puente sobre ésta que une la calle Costa Rica y Arturo Soria.

Cómo llegar

Tags:

One Response to “Piscina Stella”

  1. Helena 23 junio 23UTC 2017 at 10:21 #

    Hola!

    Dices en tu artículo que la piscina está en alquiler ¿Sabes cómo podríamos contactar con el responsable o con la agencia encargada de la gestión del recinto?

    Un saludo,

Leave a Reply