Pasaje del Comercio

También conocido como pasaje Murga, en recuerdo del financiero que lo inauguró en 1845. A mediados del s. XIX la moda europea de abrir pasajes comerciales para público selecto se dejó sentir en Madrid, aunque con desiguales resultados.

Este pasaje fue una ruina casi desde el principio de su existencia y, además, con los años ha sufrido modificaciones en su estructura (varias plantas fueron añadidas a la galería) que lo alejan de su imagen original.

Sin embargo, hoy en día se mantiene con comercios más populares (Compro oro) y conserva algunos elementos decorativos -coronas de laurel y motivos vegetales- que lo hacen bastante curioso. Eternamente decadente, sobrevive con dignidad en una atmosfera ajena a él.

Se puede entrar por el nº 33 de la calle Montera y comunica con la plaza del Carmen.

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply