Museo Geominero

De este museo, dispuesto en una sola nave diáfana, destaca ante todo la gran vidriera policromada en el techo que lo dota de una luz natural preciosa.

El espacio es una interesantísima síntesis de los trabajos en hierro, madera y vidrio propios de principios del s. XX. Las escaleras de caracol dispuestas en las esquinas son incomodísimas (¡cuidado con la cabeza!) pero muy bonitas y, desde arriba, se disfruta de una visión estupenda del edificio.

La interesante colección de minerales cuenta con algunas piezas realmente curiosas y el mobiliario original es único. Merece la pena pasarse y, además, la entrada es gratuita.

Está en calle Ríos Rosas, 23. Horario: de  9 a 14 h.

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply